Propuesta educativa

Propuesta educativa para el nuevo plan de formación docente del Instituto María Auxiliadora en el marco de la Ley Nacional de Educación, de los documentos del INFoD, y de las Resoluciones 1114/09 y 1115/09.

Propuesta educativa para el nuevo plan de formación docente

En el marco de la Ley Nacional de Educación, de los documentos del INFoD, y de las Resoluciones 1114/09 y 1115/09, el cuerpo directivo y docente de esta casa quiere ofrecer, a las y los futuros Maestros de los Niveles Inicial y Primario, una propuesta que recoja toda la riqueza de la tradición institucional y de una reflexión pedagógica que, fiel a sus fines y propósitos fundamentales, se actualiza permanentemente y propone renovar las prácticas educativas para dar respuesta a las necesidades de los niños y jóvenes de cada contexto y de cada momento histórico.

Por todo lo dicho hasta ahora, en la propuesta curricular institucional de ambos planes de estudios priorizamos algunos ejes transversales:

  1. La educación en la reflexión, y la enseñanza para la comprensión.

  2. La educación sexual integral que considera las dimensiones afectivo-emocional, ética, biológica, sociocultural y religiosa.

  3. La educación para la paz y la sana convivencia.

  4. La formación catequística y teológica, para promover en cada alumno la síntesis fe-cultura-vida.

La elección de estos ejes transversales implica, por una parte, tenerlos en cuenta a la hora de seleccionar contenidos y metodologías de trabajo con las alumnas y los alumnos del Profesorado durante su formación, y por otra, brindarles herramientas para que ellos mismos puedan incorporarlos transversalmente en sus prácticas profesionales presentes y futuras. Se procurará impregnar esta formación con los valores del Sistema Preventivo Salesiano.

Asimismo consideramos importante que los futuros maestros, ya desde el inicio de su carrera cultiven algunas actitudes que los convertirán en profesionales de la educación y en referentes válidos para sus alumnos, tanto en el campo del saber como en la vida y en la fe. Por eso tomamos estas otrasdecisiones institucionales:

  1. Adoptar el ateneo pedagógico de ‘Contacto con el mundo de la cultura’ como una de las modalidades de trabajo en varias unidades curriculares. Esto significa que los alumnos, además de lo establecido en el plan, deberán acreditar horas de visitas a muestras o museos, asistencia a conferencias, etc. Se busca así, que los futuros maestros conozcan y gusten la participación en eventos culturales tan abundantes en nuestra ciudad, y puedan plantearlos a sus futuros alumnos como parte de su trayectoria escolar.

  2. Promover la reflexión sobre la práctica, y actitudes de humildad, flexibilidad, investigación y renovación desde el inicio de su acercamiento a las instituciones y de su incorporación a través de ayudantías, microclases, prácticas y residencia.

  3. Suscitar su actitud de atención a los alumnos y emergentes del contexto, y la búsqueda y actualización de sus propuestas educativas mediante la incorporación de contenidos, metodologías, tecnologías que den significatividad y relevancia a los aprendizajes escolares. Don Bosco decía: ‘Amar lo que ellos aman, para que aprendan a amar lo que buscamos proponerles’. Esto, no dentro de un marco de manipulación, sino de auténtica propuesta y significatividad.

  4. Estimular la integración de la dimensión trascendente y evangelizadora en el desarrollo de los contenidos de las diferentes unidades curriculares, así como en la reflexión y el ejercicio del rol docente.

Creemos que Dios nos ama, constantemente nos acompaña, y quiere que seamos felices desplegando todas las potencialidades humanas, poniendo todos los avances de la ciencia y la técnica al servicio de todos los hombres y de una vida más armónica con la creación entera, creando comunidad en la paz y el amor, y colaborando en la construcción un mundo más justo, sustentable, más humano y más fraterno. Y creemos que, en la medida en que escuchamos esta llamada de Dios, la atendemos y respondemos positivamente a ella, crecemos en humanidad y en felicidad personal y comunitaria. Queremos compartir esta visión y fe, y ayudar a los futuros maestros a formar a las nuevas generaciones en una mirada positiva y constructiva de la realidad, y a comprometerse personalmente desde su lugar y su rol con las futuras generaciones, con la sociedad, la Nación Argentina y la humanidad entera.